Sobre Ética amatoria del deseo libertario y las afectaciones libres y alegres & Foucault para encapuchadas.

“Si los legisladores rehúsan considerar los poemas como

crímenes, entonces alguien tendrá que cometer crímenes

que sirvan la función de la poesía, o textos que posean la

resonancia del terrorismo.”

Hakim Bey

Esta breve reseña es un análisis desde mi sentir-pensar, léela como una invitación.

Lo primero para decir es que estas lecturas más que manifestaciones filosófico-políticas son un grito de guerra, un grito para dar ánimos y liberar la tensión de las incisivas confrontaciones que a diario nos encontramos. Y confieso que el luddismo se hecho de mis remedios contra el entorno entristecedor.

i. La manada luddita

Los textos de los que ocupo para reseñar van firmados por lo que parecen colectividades: Ludditas sexxxuales y Manada de lobxs, en el desarrollo de estos gritos de guerra, se evidencia la noción nosótrica, que ya no es la puesta en escrito de una individualidad cívica, regulada, sexuada, reconocida sino una manifestación informe que sabe lo que rechaza e incluso propone, pero no sabe dónde parará, siempre de pie frente a la incertidumbre. Invocación de toda genealogía que nos inspire fortaleza, la firma es la visibilización de trabajo conjunto, conversaciones, intercambios directos e indirectos con allegadas y también con muertas. No por esto pasaré por alto el nombrar al ser que recopila y pone un pocomucho de ella y de sus propias multiplicidades: detrás de esto está Leonor Silvestri, filósofa de hoy, prolífica, feminista y afortunadamente anormal y poeta.

La manada luddita es el quiebre con la autoría, es en sí misma la manifestación ética que proponen ambos textos, con eso borra la líneas más fijas de subjetivización.

Ambos textos exorcizadores de la heteronorma y de toda jerarquización, sí son altamente filosóficos, pero no es una paja aérea y elitista, su lectura es sencilla.

La propuesta es que los agenciamientos libres, reflexivos son condición para una nueva ética, cero asumir y aceptar. Nada que ver con lo que seguramente relacionas al termino ética, ya que el trecho que utiliza Silvestri para transitar, nos lleva a otras concepciones, siendo también ella quien como filósofa propone otro modo de conceptualizar y concebir las palabras. Lo hace con el luddismo, término que evoca un movimiento insurreccional que surge espontáneamente en Inglaterra a principios del siglos XIX en el auge de la industrialización, destructores de máquinas, histriónicxs, sin organización jerarquica, solo una referencia casi mítica muy ajena al caudillismo.

Luddismo sexual es una nueva significación, destructoras y creadoras; destructoras de las máquinas que construyen y modelan nuestras cuerpas y nuestros deseos, creadoras de otra subjetividad.

“inventarnos -como ludditas- líderes ficticios, ficcionales, literarios, persona-jes conceptuales, disolver el Yo en las manadas, gambetear la circunscripción hasta como oposición, fugarnos como esclavas negras de las coordenadas del territorio de los bio-hetero-poderes. Salir, por fin, a los encuentros que nos harán más libres -es decir, más potentes-, cuestionar lo dado, vivir existencias que perviertan la heterosexualidad como régimen político, sospechar del deseo y así devenir caries de la estructura molar: que se les pudra la boca al mascullar nuestros nombres”

Foucault para encapuchadas

 

ii. Contra la moralina: la heteronorma

Ojalá la desobediencia sexual fuera intrínsecamente anti-heteronorma, no lo es, sabemos que nuestras amigas lesbianas que tienen parejas se prometen lo incumplible y nuestros panas gays siguen buscando un príncipe azul donde sea. Por eso estos textos en clave libertaria parecen más que pertinentes, el grito de les hermanes lobes estimulando, tirando alegría en la cotidianeidad gris. AUUUUU AUUUUUU.

Romper la pantalla invisible que nos retiene en el sufrir y falsear sonreír, la reproducción de lo fallido como la mejor posibilidad, la más deseable, la única: la familia

Saltando el cerco del propiedadprivadismo solo para prenderle fuego, porque no hay nada rescatable ahí, no hay nada para nosotras inmorales, anormales cagadas de la risa.  Es burdo evidente nos quieren productivas y reproductivas de/en nuestra propia mazmorra.

Siguiendo un tanto a Foucault y Deleuze, feministándolos un montón, postula el deseo y su aspecto subversivo frente a toda institución. Una fuga de todo, pues el ordenamiento de la vida sexual humana ha modelado la sociedad civilizada, es la heterosexualidad una imposición biologicista, que reduce el uso de nuestro cuerpo y así nuestra comprensión de nosotres mismas y nuestro entorno. La heteronorma es la doctrina que regula lo que es correcto, permitido, bueno, asqueroso, aberrante o natural. Esto conforma un orden de poderes –nada es inocente-  lo débil y lo fuerte, pasivo o activo, lo gratuito y lo remunerable, por eso tenemos que cantar al caos porque el ordenamiento y la legalidad son asesinas de nuestras potencias. Es una dictadura.

iii. Abandonar al AMOr romántico

Una aclaración oportuna, Ética amatoria no es un manual, una receta, una guía sobre el amor es un círculo de sal para meditarse, para aniquilar a quien habita en nosotras y nos restringe e impone.

“La pareja y el Amo(r) romántico son otro de los regímenes o mecanismos reguladores y disciplinarios del poder formativo: producen una clase de amantes, una clase de amor, más cara al capitalismo. Forman un tipo de sujeto y un tipo de subjetividad. Su deseo es el deseo del Estado. El apego al sometimiento es producto de los manejos del poder. El sometimiento es un poder asumido por el sujeto, una subordinación que el sujeto se provoca a sí mismo.”

Ética amatoria del deseo libertario y las afectaciones libres y alegres.

 La cuestión es  destruir los modelos de asimilación, esa única manera de amar propia de la tiranía sanvalentinezca es uno de ellos, es, nuevamente, ordenamiento y jerarquización porque siempre significa más quien es tu pareja, quien se acuesta contigo, le ves más tiempo, significa más, te conoce más, prima a que quienes incluso te afectan con alegrías y aumentan tus potencias. La pareja está privilegiada y si es heterosexual, más casi, casi una familia.

El amoR romántico siempre de vigilancia, de siempre estar ahí por celo cual centinela, porque quizá me mientes, porque porque porque porque al final me perteneces.

Todes hemos vivido en algún momento relaciones de amor romántico, sabemos que no es la entrada a nada bueno, no es la tierra prometida, de hecho a veces no hay salida, para muchas mujeres (biopolíticas o leídas como), para las más, amar a un hombre es el fin, ya con la zombificación o con la muerte.

Dinamitar esto evidentemente no es automático, requiere voluntad ya que ese adoctrinamiento del deseo como predeterminado, preconsciente y natural siempre, anula los deseos como una programación, lo es también el cariño, pues nuestros cuerpos son formados previamente por la biopolítica, incluso antes de nacer, la asignación que se nos da informa nuestro deseos  y afectaciones posteriores, lo que se propagandea como inherente.

Y en gran medida esta programación involucra pasividad, silencio y mucho aguante, todo bajo el mismo nombre “amor”. Pues las ludditas, destructoras-creadoras siguen proponiendo y fugar es para no volver:

“La huelga humana supone sacudir las familiaridades heterosexualizantes, el arte de frecuentar en sí mismo al huésped más inquietante (nuestro Mr. Hyde, nuestra Mystique), rechazar el rol de víctima y reapropiarse de la violencia. La huelga humana supone concitar los dispositivos para traer los cuerpos masacrados por el hetero-imperio a la presencia, a la amistad política.

¿Cómo hacer? Borrar las denominaciones “masculino” y “femenino” según estén conforme a las categorías de asignación biopolítica “varón/mujer”. FpE

El AMOr romántico es uno de nuestro blancos porque es aparato de captura, busca neutralizar, y no somos domesticables citando a las mismas lobas “en el nomadismo no hay encuentro que no sea político”

iv. Nomadismo y aprecio a la soledad.

Dominación por la fuerza, también por la tristeza y el miedo.

Nomadismo es aceptar siempre el cambio, nuestras multiplicidades. Alejarse de la indigna normalidad, acercarse a la incertidumbre, echándole risas al miedo para que se espante, el miedo a la soledad sobre todo, el miedo al rechazo, ya personal o social. Al Estado no lo podemos aniquilar solo con voluntad, pero sí a sus instituciones micro-instaladas y encarnadas en nuestros cuerpos, el siempre querer compañía es un vicio que nos aleja de explorarnos, conocernos y curarnos. Los embates cotidianos se mejoran sí con las amistades políticas y tal, pero la soledad, los autocuidados, el tiempo para estudiar, para autocultivarse y para disfrutarnos lo sabemos valioso, por eso nos desentendemos del amor romántico, parejil for ever and ever y comprendemos que no somos parejas, somos pasajeras, nómadas y sinceras. En la saturación de comunicación y programación todo aporta a nutrir, no dejar retirritorializar nuestro cuerpos, deGenerarnos, aumentar nuestras potencias y las de quienes nos acompañen.

“Contra toda esta producción no se nos ocurre antídoto mejor que la amistad política como forma-de-vida por fuera de la heterosexualidad como régimen político; es decir, una amistad como consuelo contra el heterocapitalismo y como apoyo mutuo que incluya toda la riquísima gama que expresa el cariño y la afectación de la que un cuerpo es capaz, sin disolverse, sin romperse y sin extraviarse enceguecidamente empastada en las retóricas amatorias usuales que reterritorializan las posesividades. Libres y alegres, alegres y libres. Una amistad sexo-afectiva como arte de las proximidades y las distancias.” FpE

Son escapes, rutas improvisadas, no hay perfección, por lo tanto es un quehacer reflexivo siempre, podemos ser más libres, sentirnos bien. Mirada crítica hacia nosotras así sabotear la programación, prenderle fuego a la prudente centinela y a lo que de ella viva en nosotras. Construir la manada, primero es en nuestra propia multiplicidad, los encuentros convenientes se darán, los daremos. Y todo esto nos habita, así que lo mejor es ponernos en frente, cuestionarnos, borrarnos, hacernos todos los días.

Links para desargar Ética amatoria del deseo libertario y las afectaciones libres y alegres

http://laletraindomita.blogspot.com/2013/08/etica-amatoria-del-deseo-libertario-y.html

la-periferica.com.ar/descargar.php?libro=978-987-1583-75-1.pdf

Foucault para encapuchadas

http://laletraindomita.blogspot.com/2014/09/foucault-para-encapuchadas.html

http://www.bibliotecafragmentada.org/wp-content/uploads/2014/08/233855503-Foucault-Para-Encapuchadas.pdf

 

http://la-periferica.com.ar/descargar.php?libro=978-987-1583-75-1.pdf

http://la-periferica.com.ar/descargar.php?libro=978-987-1583-75-1.pdf

http://la-periferica.com.ar/descargar.php?libro=978-987-1583-75-1.pdf

 

 

 

 

 

 

Conjuro de Sacrificio a Cibeles de Beatriz Preciado y Virginie Despentes para revivir a Monique Wittig

Madre de los dioses inmortales, poderosa Cibeles, prepara rápido carro de rápida monta, tirado por leones-toro matadores.

Oh diosa que enarbola dildo, Cibeles, la de los muchos nombres, devora estos cuerpos de Beatriz Preciado y Virginie Despentes y traenos a Monique al trono central del cosmos.

Cibeles Domadora de profanadores y profanadoras, Dadora de Vida, Amante frenética, toma de estas impías tu placer, conviértelas en leones, Oh Diosa, y devuelve a la vida a la ingobernable Monique.

Poderosa Monique Wittig, indominable Wittig, termina con la heteronorma y su régimen disciplinario.

Oh, santa lésbica Wittig, muéstranos tu bestial squirting y extiende sin piedad tu furia sobre quienes profanan la radicalidad sexual.

Descarga tu odio y sangre sobre quienes osaron llamar al orden a la desobediencia, sobre quienes normalizaron la insubordinada rebeldía de tus sentencias, oh sanguinaria y fuerte Wittig.

Porta poderoso dildo y cúranos de la heterosexualidad, oh despiadada dominatrix. Seremos tus amantes. Salve oh Eris… es mejor morir a tiempo.

 

 

Un mundo a medida del hombre

Eurípides pone en boca de Hipólito algo como:

“Aborrezco a la mujer sabia. Que no viva bajo mi techo la que sepa más que yo, y más de lo que conviene a una mujer. Porque Afrodita hace a las doctas las más depravadas”

Pues sí, entonces hablemos como depravadas…:

antropocentrismo2

Este  título, para algunas personas podría parecer una aseveración un poco osada. No lo es, porque vivimos en cierta desidia llamada costumbre, donde lo que se nos es dado es La Verdad.

El androcentrismo no es un resultado del azar, ni tampoco de las capacidades, como se ha hecho creer, y aunque podemos rastrear su origen en nuestras influencias más lejanas y antiguas, yo tomaré como punto de partida la consolidación de la religión monoteísta como característica de la supuesta evolución como civilización en Occidente.

Desde el momento que el dios judeocristiano, sus profetas, apóstoles, trinidad, son percibidos masculinos y hechos hombres surge una relación diferenciada, justificada por el “pecado original” donde la mujer susceptible a la tentación,  ser vehículo del pecado es estigmatizada por ser la primera en pecar e incitar a Adán.

Posteriormente llega la imagen de María quien lejos de reivindicar a las mujeres, hace el recorderis  de la sumisión, exalta la maternidad, pero niega la sexualidad, el intelecto no aparece en la ecuación.

El dogma crea una barrera difícil de traspasar para las mujeres, donde no se les es negada la existencia, pero sí el buscarle un significado a la misma o la plenitud en ella, entonces no es extraño encontrar en la biblia pasajes como 1 Timoteo cap. 2 11:15

  1. La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción.
  2. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.
  3. Porque Adán fue formado primero, después Eva;
  4. y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.
  5. Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia.

Como tampoco resulta extraño que lo que se conoce como la caza de brujas sea estudiado como una cuestión anecdótica, atribuida a la ruralidad, a las supersticiones, casi negando lo sistemático y lo que de este episodio histórico se heredó: prejuicios y misoginia. Hoy hay quienes entendemos  a esas “brujas” como mujeres que fueron perseguidas por resistirse al poder de la iglesia y el Estado, por inmiscuirse en la ciencia, por tratar de hacer una vida por sus cuentas, entendemos también que La caza de brujas, así como la compra y venta de esclavos y la conquista de América, fueron componentes indispensables en un momento de transición del sistema económico en europa, para el establecimiento del capitalismo moderno, ya que cambió de una modo determinante las relaciones sociales y los fundamentos tanto de la reproducción social como del sistema de producción, empezando por las relaciones entre mujeres y hombres y mujeres y Estado. Aquí me suscribo a lo que plantea  Silvia Federici, quien sostiene que la caza de brujas debilitó la resistencia de la población a las transformaciones que acompañaron el surgimiento del capitalismo en Europa: la destrucción de la tenencia comunal de la tierra; el empobrecimiento masivo y la creación en la población de un proletariado sin tierra, empezando por las mujeres más mayores que, al no poseer una tierra que cultivar, dependían de una ayuda estatal para subsistir. También se amplió el control del Estado sobre el cuerpo de las mujeres, al criminalizar el control que estas ejercían sobre su capacidad reproductiva y su sexualidad (las parteras y las ancianas fueron las primeras sospechosas). El resultado de la caza de brujas en Europa fue un nuevo modelo de feminidad y una nueva concepción de la posición social de las mujeres, que devaluó su trabajo como actividad económica independiente (un proceso que ya había comenzado gradualmente) y las mantuvo en una posición subordinada a los hombres. Este es el principal requisito para la reorganización del trabajo reproductivo que exige el sistema capitalista.

No es el androcentrismo una característica solo de la religiosidad (aunque no negaremos que está ampliamente presente). Cuando los paradigmas cambiaron y la razón sustituye la fe, tampoco se amplía el espectro para que la mujer fuese considerada productora de conocimiento o parte de este proceso. Enrique Dussel sostiene que la Modernidad, el capitalismo y el eurocentrismo son simultáneos, habría que agregarle el androcentrismo.

No resulta insólito, luego de ver los hechos y pensamientos que hoy encajamos como medievales, entender porque se sucede y mantiene la visión androcéntrica en la Modernidad. Lo que he mencionado son algunos de los factores que alimentaron los prejuicios, aunque siempre se muta y en este momento se le sede a la mujer la superioridad moral, es decir, se esperaba que actuara naturalmente bien, con bondad, recato, como una dama; del hombre era la superioridad intelectual, le era natural la filosofía, la ciencia, la literatura. La mayoría de mujeres fueron reducidas a una especie de analfabetismo durante mucho más tiempo que los hombres, como menciona Bollmann. Asimismo necesitaron más tiempo para acceder a la libertad intelectual de escoger sus tema de lecturas, mucho más para  protagonizar la producción científica e intelectual y aún hoy la lucha por el reconocimiento de quienes estuvieron y no son mencionadas, menos estudiadas.

¿Por qué es el androcentrismo un impedimento para la filosofía y las ciencias sociales? Porque no solo mostramos un único sujeto histórico y social, sino que las categorías que utilizamos, para la investigación, la producción y la enseñanza son también resultados de los prejuicios, que ni se toman en cuenta ni discuten pensándolos como superados, mientras han sido asimilados como normales, útiles e inofensivos aunque invisibilicen a la mitad de la población de cualquier lado; las bases epistemológicas y metodológicas siguen segregando y afianzando el cómo ha sido y no el cómo debería ser.

La gata que se deconstruye amatoriamente

Brunilda

Brunilda y yo madrugamos como rara vez pasa, ella estuvo sumamente abstraída en sus pensamientos durante la mañana, además tuvimos un extraño suceso con una avecita, antes que saliera de casa, lo que quizá me contagió de ese aliento reflexivo.

Algunas horas después cuando volví a casa, Bruni ,con esa extraña postura entre la seriedad y una asesina ternura me dice:

-“Una vez que nos hemos encontrado, debemos entender cómo, de vez en cuando, perdernos, y luego cómo volver a encontrarnos. Para quien piensa es desventajoso estar atada a una persona todo el tiempo”

Sin asombro, pues, quizá vivo con la gata más extraña -para mi que nunca había estado con una Brunilda, todo siempre me resulta nuevo y raro, sobre todo su elocuencia- solo la miré, porque sospeche que no quedaría ahí… y atiné. Luego de soltarme esa frase, me sigue mirando y me dice:

-Sé que has detractado a Nietzsche, y es comprensible, pero repasando las anotaciones de mis primeras lecturas encuentro ésta frase y no puedo otra cosa que pensar en nosotras. Contigo he aprendido que la incertidumbre ya no me da miedo, el comprender que este vínculo es constante y se renueva
y no dejar de lado esa búsqueda individual y en colectivo, siempre conocernos y reconocernos, primordialmente a nosotras mismas, ya no asumirnos en ese vínculo prefabricado y convencional de máscota-dueña (lo que sinceramente refleja esa terrible afirmación de poder que necesitan les humanes) ni tampoco entonces que te adjudiques ser mi madre, porque no lo eres… es entonces devenir equipo, manada, hay cosas que probablemente puedo pero contigo me parecen mejor, si no estuvieses tampoco me lamentaría, pero mientras estemos acá juntas, es indispensable que sepas que nuestro vínculo no nos ata, nos une. Sincerándonos, sin planear, pero soñar, compañeras libres porque no es fácil que una niña filósofa se encuentre una gata que filosófa y eso lo disfrutamos y lo debemos aprovechar

Luego de decirme eso se dio la vuelta y se dispuso a dormitar, lo que me conmovió muchísimo.
Aquel prejuicio de que las gatas son displicentes, seguramente está basado en ese paradigma de amor cansón y esclavizante que se asume con les animales… No puedo decir que después de este recibimiento encontrarme con el cadáver de aquel pajarillo no fue super consternante, pero creo que es parte de aceptarnos con nuestros caracteres y nuestras maneras sin esperar que sea la gata mansa que jamás desearía que fuera.

Breve historia de la mujer en la sociedad

Prohibido pensar, a sonreír.

Prohibido el placer, cinturón de castidad     

Prohibido leer, aprende a cocinar o sal a comprar.

…Y entre prohibido y  prohibido  la insurrección.

                                        

Una mujer detiene su mirada en un espejo y su reflejo es la sombra de un hombre, ve la historia y encuentra su espada. Se indigna se vuelve duda y pregunta. Se hace filósofa, ya no es mujer, es otra y hace literatura, futuro, arte, política e historia.

Vuelve a mirar su mundo, pero es una de cuatro y es que las otras tres deben estar cuidando, eternamente cuidando.

¿Y si Kant hubiese sido cuidador de 5 hijes o si La hermana de Shakespeare hubiese tenido una habitación propia? ¿Estaríamos hablando en este lugar?

La mujer que se vio al espejo fue clandestina, para todo por mucho,  para pensar, para parir o abortar, leer, salir, para el placer, la política, la ciencia.

Ahora la mujer que fue clandestina, se porta mal en la calle a calor del día.

El justo punto medio: La jaula del buen caracter

La sociedad me cercó en uno de sus extremos al haber nacido mujer. De ahí, colocada en el centro de un montón de expectativas que no son idénticas a las medievales porque han mutado, incluso se han disfrazado de “preferencias”,  de libertad. Y cuando me refiero a mi, me refiero a un montón. Vamos dispersas sin mirarnos casi, sin reconocernos en la otra, con nuestras cadenas adornadas de flores, con nuestras luchas, pero sin hermanas, de hecho vamos siempre con algo que podríamos quitarnos de encima.

Biopolíticamente asignada mujer, nacida a final del siglo XX me sonrío cada vez que adrede o sin notarlo fracaso con las expectativas impuestas. Y es que  en este contexto histórico-geográfico y social no está nada mal la libertad, siempre y cuando una se comporte como una dama… Es aquí donde ,en mi opinión, nos caga fuerte el justo punto medio, que es el lugar de la dama, de la mujer prudente, muy fuerte y muy libre, pero prudente. Aristóteles hablaba del justo punto medio, esa era la virtud. Lo que a mi me parece es que cuando el hombre se diagnostica y se establece como productor de conocimientos y ordenador de las cosas,  (con todos lo matices de sometimiento y poder que caben) le concede a la mujer la superioridad moral, obvio por ser madre y cuidadora abnegada, y guarda para sí la superioridad intelectual y creativa. Aunque eso de “superioridad moral” parece alguna cosa buena, no lo es, pues, fuera del punto medio cualquier cosa es exageración o extremismo. Es ese puto medio que construye lo que  es “la dama” como sinónimo de mujer,  un paso afuera de este cerco y la sanción moral (ajena o propia) era más que lo propio

Por suerte hubo siempre quienes, rechazaron la prudencia y el ser una dama. Escogieron la rebeldía, la libertad y la alegría.

“Siéntate como una señorita” “trágate el enojo” “no seas grosera” “habla bajo” “sonríe” “aprende a escuchar” “come poco” “que no te vean” “estás hablando como hombre” “se prudente” “ese no es asunto de mujeres” “eso es egoísta” “no bailes” “tu hermano tiene prioridad”

Lo primero es ignorar y mandar a la mierda tanto imperativo, lo que sigue es vernos a las caras, aliarnos y destruir el patriarcado

Píxeles y del cine viciado de humor sexista

No soy de ir al cine, generalmente es pagar por que se me joda más la gastritis. Sí veo cine, pero lo que me de la gana y en internet, pero toda regla guarda el germen de la desobediencia y pues, fui y con mi madre.

Fui a visitarla, en la comida, entre risas y conversaciones de todo tipo, surgió la invitación al cine, que vamos porque es temprano y que igual queda de camino. Vimos la película, Pixels, [ADVIERTO: esto no es una reseña cinéfila, ni pretende serlo, es un vómito que estoy tirando por la poca tolerancia, que tengo al dominio machuno y la imagen de la mujer que estos proyectan y promueven en los masivos ámbitos de entretenimiento] .  Genuinamente la peli no me dio risa, pero todo mundo en la sala se echaba su carcajada fácil, a mi me parecía todo muy trillado y ofensivo y pues, claro, el humor no es otra cosa que la burla y el menosprecio, esos son los componentes de la risa… ¿en serio?

En la película salen 2 mujeres, una protagonista – además de unas chicas que salieron durante unos segundos  y que “servían” para engrandecer el ego de un puberto y de una abuelita protectora y enajenadora-. Aparte de esas, la una, protagonista, conoce al tipo, en una dinámica de servicio  cotidiana que ella contrata, pero le permite entrar en un espacio de confianza, siendo el un extraño, a lo que él interpreta que puede besarla, como ella no lo permite, automáticamente el sujeto, un tipo cualquiera que no la conoce, la trata como si ella fuese malvada, una persona superficial y otras culpas que un herido machuno intenta infundir. Esta misma protagonista, tiene un tipo de alto rango militar, además de poseer conocimientos científicos, pero eso no parecía significar mayor cosa, pues en la película entera paso siendo ninguneada, incluso por el machuno que la intentó besar,  que no hacía otra cosa que intentar disminuirla por estar en “un ámbito varonil” donde ella sigue usando faldas. OJO, al final estos quedan enamorados… un asco terrible, me causó.

La otra mujer que sale en la película, es la heroína de un videojuego, con la que un tipo bastante subnormal estaba  morbosamente obsesionado desde niño , durante la peli, los videojuegos cobran vida, o sea que esta diosa guerrera virtual, también aparece como real, una alta, rubia, tetona en un pequeño vestido rojo y armada con una espada en cada mano, en ninguna de sus escenas abre la boca para decir nada, ni para un grito de guerra, solo lo hace para besar y al mismo tiempo deja sus armas caer. El colmo con este pesonaje es que otro bichito virtual (que sí hablo, y mucho) que se quedaría en la Tierra, por lo que el subnormal le reclamó porque él se mantenía allí y la Xena warrior princess sin suerte ni agallas desapareció, a lo que el bichito muy conmovido toma la forma de la tipa  y se besan, es una escena romántica!!

¿En serio?… Sí, en serio porque por muy integrada que se figure a la mujer en la gran pantalla mayoritariamente, encontramos estas bazofias sexistas y machistas, donde se ningunea, se ridiculiza, se sexualiza y se delimita el actuar de la mujer, como mujer enamorada o como heroína la situación siempre es similar y, puesto con mucho risa, la gente se la va tragando y les pasa suavecito, quienes se atoran, lo escupimos y preferimos otras propuestas.

Actitud María Marta

 

Del discazo “Acorralar a la Bestia”, sacudiendo cabecitas serviles e ingenuas…

Confusión en la nación
Olvido colectivo demasiada distracción
Te ponés la remera del che
Pero en realidad no sabés por qué
Opiniones continuadas
Aburridas desgastadas
Esto suena a descripción
Pero la puta madre es una reacción
Te hacés el que opinás de política
Pero tu opinión está paralítica
Yo no sé que pasa cuando te veo hablar
Siento que me vienen ganas de vomitar
Hijo de puta cara constipada
Tu cuerpo parece sardina enlatada
Hijo de puta cara constipada
Amargada desorientada podrida domesticada
Estás envenenado de tu propia confusión
Sometido al régimen de tu falsa convicción
Buscás al enemigo donde te dicen que está
Y esa es la manera que ellos tienen de ganar
El poder te da un lugar para expresarte
Algo que te dijeron que se llama arte
Un gran piletón donde entrarás como tarado
Te piden que te expreses y te dejan anulado
La mierda se sofisticó
Y con la piel de mis hermanos se mezcló
Ya no te asesina pero te hace morir
Está diluida y no la podés distinguir
Ya no te asesina pero te hace morir
Está diluida y no la podés combatir
Porque no hace falta ir al cementerio
Para estar muerto para estar muerto
No hace falta tu velorio
Para tener sangre fria
No hace falta ir al cementerio
Para estar muerto para estar muerto
No se tocan no se miran
Los que están muertos en vida
Y te voy a encontrar y te voy a detectar
Para no dejarte penetrar
Estás cerca y me querés contraer
Como un viejo puto a su mujer
Repitiendo desde niño un cassette enajenado
De tu propia circunstancia y de tu propia realidad
Creyendo que en tu mente hay pensamientos subversivos
Que hoy en día establecidos con la fuerza del altar
Odiás a alguien pero estás confundido
Odiás a tu hermano pero no al enemigo
Buscas al enemigo donde te dicen que está
Y esa es la manera que ellos tienen de ganar
Tu dignidad ya está descompuesta
Son muchos años de historia la nuestra
Desaparecidos olivod colectivo
Tu cerebro todo podrido
La mierda se sofisticó
Y con la piel de mis hermanos se mezcló
Ya no te asesina pero te hace morir
Está diluida y no la podés distinguir
Ya no te asesina pero te hace morir
Está diluida y no la podés combatir
Porque no hace falta ir al cementerio…